Nuestro futuro más natural y ecológico está en el pasado.

tomates secos deshidratados

Nuestros abuelos y abuelas tenían un sentido de la economía doméstica muy diferente a la nuestra. En aquellos tiempos en los que todo proveía de la naturaleza, las personas trataban de aprovechar todo lo que venía de ella, fuese el mar, la montaña, el cielo o el fuego. No había grandes superficies, ni centros comerciales ni supermercados. La madre tierra proporcionaba, a cambio de un trabajo y dedicación, alimentos jugosos y llenos de vida con los que nuestras abuelas y abuelos llenaban la despensa. Tan pegados a la tierra estaban nuestros antepasados que su destino en la vida se asemejaba a las hormigas: nacer, crecer, reproducirse, trabajar y acumular provisiones para afrontar el duro invierno de la mejor manera posible, igual que las previsoras hormigas.

La economía familiar aprovechaba todo lo que había a su alrededor, los peces del mar, las hierbas y los animales de montaña, las aves de corral y las hortalizas del huerto… Era habitual que en las despensas no faltaran las conservas de carne y de pescado, las mermeladas, las salmueras, saladuras, frutos secos y frutos con licor, miel y quesos caseros. En la buhardilla colgaba de las cañas el embutido de la matanza del cerdo. En la bodega burbujeaban los toneles de vino casero, y en el pequeño corral cacareaban las gallinas y se multiplicaban los conejos. Los brazos de las mujeres estaban fuertes de tanto amasar pan y el de los hombres de trabajar la tierra. En invierno, por la noche, sentados junto al fuego, las mujeres y los hombres dialogaban sin prisas y mirándose a los ojos, se contaban historias que los hacían más sabios. La vida estaba hecha de calor y de trabajo. 

Algunos de nuestros abuelos y abuelas pasaron toda la vida sin ir al médico. Cuando enfermaban de males comunes como una indigestión o dolor de cabeza buscaban remedio en las oraciones y rituales de vecinos y vecinas que, con buena voluntad, ejecutaban un ceremonial (medio religioso y un poco secreto) que conseguía suavizar los efectos del mal. También bebían hierbas y flores del huerto que hacían servir como medicinas. La tila para el nerviosismo, la manzanilla para la buena digestión, la cola de caballo para la infección de orina, la hierba Luisa para los dolores de barriga...

La vida era mucho más sencilla y austera, quizás también más feliz, todo se aprovechaba, hasta las cenizas del invierno, con ellas hacían lejía para hacer la colada anual. El jabón lo elaboraban con el aceite reutilizado. Por aprovecharse se aprovechaba hasta el olor de las flores. En verano, los humildes pétalos del jazmín se insertaban en un alfiler que las mujeres enganchaban a modo de broche para espantar a los mosquitos. El broche fragante se convertía, a la vez, en un perfume doblemente poderoso que atraía a los hombres y repelía a los insectos.

Sí, eran vidas muy distintas a las nuestras. Pero algo de ellas sigue latente en nosotros y nos recuerda que existe otra manera de vivir, quizás más auténtica y satisfactoria, más sincera y tranquila, más nutritiva y saludable como un buen tomate del pasado. En la actualidad estamos cada día más concienciados de que los alimentos pueden enfermarnos y deprimirnos. Pero a la vez, vemos que cada vez hay más tiendas de agricultura ecológica, granjas de animales criados en corrales y alimentados con productos naturales, conservas sin aditivos, jabones artesanales. Vemos también que la medicina natural prolifera, que están de moda los restaurantes macrobióticos y que las personas estamos más concienciadas que nunca de que el fututo más ecológico debe orientarse hacia un retrato en sepia. Ahora lo sabemos. Nuestro equilibrio debe cimentarse sobre las maneras de vivir, naturales y ecológicas, del pasado.

Calidad Geoderm
  • Ingredientes naturales de origen ecológico.
  • Utilización de aceites esenciales naturales.
  • Sin perfumes sintéticos, fragancias ni colorantes artificiales.
  • Sin productos de origen petroquímico, sintético.
  • Emulgentes de origen naturalSin conservantes sintéticos.
  • Estricto control de calidad de producto y de proceso.
¿NECESITAS MÁS INFORMACIÓN?

Geoderm, productos ecológicos de belleza y cosmética natural y ecológica.

Encontrarás los mejores productos para el cuidado de tu piel, cosmética que necesitas para mujer, hombre, niños y bebés.

Productos Cosméticos

Descubra la línea de productos de cosmetica natural y ecológica Geoderm

¿Deseas ser un punto de venta autorizado de Geoderm?

Visita a Geoderm en Vivaness 2016, la feria de belleza y cosmética natural.

Vivaness 2016 Febrero del 10 a 13. International Trade Fair for Natural Personal Care

Stand Geoderm: 615 Hall 7A del 10 al 13 de Febrero de 2016.